La chamba

Soy de las que piensan que abolir la prostitución, como se hizo con la esclavitud, aprobando un decreto que proscriba la práctica, lejos de ser un beneficio para la sociedad, es una simulación y un retroceso.

Creo que la única manera de abolir efectivamente la prostitución es cambiar las condiciones que la provocan. Estoy segura de que nunca me habría atrevido a debutar de puta si no hubiera existido una necesidad que me obligara a hacerlo, pero ahora que lo soy, veo con preocupación que en algunos medios se tome tan a la ligera la discusión sobre el tema.

El grave problema de la prostitución en nuestros tiempos, es el relacionado con el abuso y la explotación de niñas, niños y adultos. Gente que es abusada, que es explotada, que es obligada a coger por dinero y a quienes se les roba vida, esperanza e inocencia.

La bronca es que mucha gente ve a la prostitución como un problema moral. Así lo hagas por una decisión consciente y razonada, así lo sepas manejar de modo que lo asumes como un trabajo, hay gente que, en el mejor de los casos te victimiza y trata de redimirte, o en el peor, criminaliza tu actividad. El asunto empeora cuando esa es la posición de la autoridad. Cuando alguien desde el poder decide que vender sexo está mal o que es electoralmente conveniente así sostenerlo y se inician redadas o campañas para criminalizar nuestra actividad.

Una característica de la modernidad es que cada vez se van reconociendo más derechos relacionados con las prácticas sexuales de la gente. Ya en muchos lados el cambio de sexo se puede oficializar en documentos, ya en nuestro país se reconoce el matrimonio homosexual y sus derechos familiares, se ha avanzado en el reconocimiento de los derechos de género, pero es importante sacar de entre las preocupaciones relacionadas con la prostitución, el componente moral, donde no se nos vea a todas ni como víctimas ni como delincuentes. En vez de juzgar, es hora de reconocer plenamente el trabajo sexual, hacerlo significa más dignidad para nosotras, atacar las redes de abusadores, y mucha más seguridad física y de salud para nuestros clientes y para las prostitutas.

En fin, como he dicho, un tema polémico del cual nadie tiene la última palabra. Mejor dejemos de ponernos serios ¿Verdad?

Un beso

16 comments

  • FRESOPOLIS

    Hola Buen Inicio de Semana!!

    Me gusta tu reflexión, es cierto que la moral ataca la prostitución…. o mejor dicho la DOBLE MORAL!!… ya que cuantas personas condenan tantas cosas (prostitución, alcohol, drogas, corrupción, etc…) en público y en lo privado son otros… bueno tu mejor que yo para saber de esas historias.

    Lamentablemente es una condición humana y ni como ayudarnos jaja.

    Que tengas una excelente semana! nos leemos el martes. :)

  • Anonymous

    Cuando nos conocimos puedo asegurar que no nos causamos gran impresión, ni nos hicimos ningún tipo de expectativas sobre nosotros, no fue más que deseo del común, del ocasional, del de un rato en un hotel de paso. En cada nueva cita no hay algo en específico, que me diga si aquella persona desconocida, con la que he decidido ir a compartir la cama por hora, volverá a presentarse en mi vida.
    Pero él volvió, después otra vez llamo y en un lapso de tiempo de nueva cuenta regreso, y así nos pasaron los años viéndonos cada vez con más frecuencia. Yo no sé si el sexo constante o nuestras habituales pláticas, o quizá ambas, dieron la apertura a brindarnos mayor confianza. Hasta convertirnos en un par de amantes pasionales cuyas únicas intenciones son solo complacerse, hacer de fantasías realidades, desatar el deseo en placer, hasta transformarlo en casi un vicio.
    Lo que comenzó en citarnos en una habitación de auto hotel, se convirtió en que pasara por mí a la escuela al salir de clases, vernos en escapadas de casa de mi familia cuando aún vivía en casa de mi madre y últimamente en que pase por mí al depa, para huir juntos a buscar algún lugar donde escenificar nuestros repetidos actos… de adictiva lujuria.
    En una de esas noches en las que el vaivén de las hormonas se torna más vivo, me encontraba sola en la sala del departamento, con el control de la tv en mano y cambiado rápido de canal sin que ninguno de los burdos programas televisivos logren atrapar mi atención y mucho menos hacer que los pensamientos constantes de sexo se apartaran de mí mente.
    En eso, tome el celular y le envié un mensaje… Yo sé que con las palabras correctas puedo hacer que se prenda en su piel una flama de deseo, que poco a poco lo ira encendiendo, consumiendo y ya no lo dejará, hasta que ya solo pida verme para hacerme suya. Después de un rato de mandar y recibir mensajes llenos de perversa seducción y cachondez, me llama:
    (Continuara…)

  • Anonymous

    Hola Lulú
    El principal conflicto que encuentro en tu reflexión es la aparente objetividad en tu afirmación de que “vender sexo es un trabajo”; misma tesis de la que después se desprende el cuestionamiento que apunta hacia una especie de injusticia resultante de la comparación de “… si ya hemos avanzado en otros ámbitos, por qué no quitar lo moral de este (trabajo)”.

    Siempre es importante considerar la influencia y efectos secundarios de nuestras acciones. Siendo partícipe en primera persona de un nivel de prostitución “deseable” (en términos de seguridad y sueldo) en apariencia es un “trabajo” que vale la pena; no obstante, los peligros que existen no son únicamente las enfermedades o potenciales, sino los cambios que dicho estilo de vida forjan en el carácter. Lo más curioso es que las modificaciones perceptuales suceden inconscientemente, y con ello me refiero a que para tí el sexo ya no es lo que era hace 3 años, pues ya tiene tintes de trabajo, de estilo de vida. ¿Qué pensarás al mantener una relación sexual con una pareja realmente sentimental en 10 años? difícilmente lo puedes saber con certeza, pero no es tan difícil pensar que tu actual estilo de vida podría naturalmente resultar incómodo para quien sea tu novio/esposo…. y no me refiero a ahora, sino cuando tengas 40 ó 50 años.

    Dices que la prostitución NO es explotación sexual, y esto es cierto.. sin embargo la explotación sexual SÍ es prostitución, he ahí la falacia.

    Saludos

    Miguel Mora

  • Phoenicoperus

    Apoyo tu post.

    Históricamente a nuestros políticos la verborrea les representa más votos. Ojalá que de este alboroto surjan voces consientes que permitan avanzar hacía el reconocimiento y regulación de tu labor, sin tabús y falsa moral.

    Aunque improbable espero que así sea, por el bien de las víctimas que lo sufren de alguna y otra forma.

    En cuanto al comentario de Miguel, entiendo su punto pero creo que “una pareja realmente sentimental” tendría que ser consiente de que las decisiones del pasado forjan tu presente, en una “relación amorosa” -entendida como la transacción monógama (si así se conviene) de cariño, respeto, apoyo, compromiso, etc., etc. por un tiempo determinado- se agradecen y disfrutan las virtudes de la pareja y se aprende a convivir con sus defectos, si acaso se les puede nombrar así.

    Saludos.

  • Ubaldo

    Hola Lulu, me gustan tus reflexiones y coincido contigo en que la prostitucion necesita ser reconocida ya como cualquier trabajo.

    Nuestros legisladores deben de trabajar en leyes para regularlo, que esto ya no se vea como un tabu y que todo mundo se asuste al hablar o ver una chica ejerciendo su trabajo.

    Caray hay que avanzar y trabajar en los problemas que realmente interesan al pais.

    Saludos Lulu aqui estamos en espera de tu seccion de mañana.

  • Anonymous

    Petite escribió: ” Mejor dejemos de ponernos serios ¿Verdad?”

    Scramouche sonríe: Perfecto ¿qué propones?

    ;P besitos perdonados por la supremaunción :)

  • Ericko

    hola!!
    mmmmm!! pues es que la prostitución por derecho propio ya deberia ser hasta un derecho ciudadano jajajaja
    La verdad es que es un cretino y una bola de cretinos los que aún juzgan duramente a la prostitución como tal, aunque es cierto y como bien mencionas, la prostitución en una de sus modalidades se lleva entre las patas a niños y mujeres explotadas entre una infinidad de gente que ni la debe.
    Tambien influye como dices tu, el que el mismo gobierno te impulse a la prostitución por no encontrar otras oportunidades y ahi pues en lo general concuerdo pero no me convence ese argumento, ya que por decisión propia pues uno puede trabajar de muchas cosas, claro los ingresos ni de chiste se parecen a los de scort por lo que me hace pensar que pa animarse a ser escort por decisión propia no solo es por necesidad si no por tambien les gusta el desmadre, lo cual no lo culpo ya que son nesarias.
    Definitivamente creo que un marco legal incluyente donde se despenalizara la prostitución y se dieran garantias a las trabajadoras seria algo mas sano, mas rentable y mas constructivo, pero jajajaja esto es México y no creo que suceda algún dia.
    saludos!

  • Marko Tonyo

    Mis dos centavos al respecto:

    Si se “reglamenta” este oficio, seguramente habrá corrupcíón y se encontrarán formas de brincarse las trancas -como siempre- y evadir los controles.

    La cuestion de salud, yo creo que las trabajadoras del sexo DEBERIAN de cuidarse y estar bajo control medico MAS estricto desde antier, con o sin “permiso” gubernamental, simple sentido comun (no tan comun) y sentido de auto-preservacion. Recordemos que el VIH/SIDA no se cura, se controla (que no sale nada barato) para tener un poco de calidad de vida, y termina rapidamente con tu existencia. Sin embargo, uno cree equivocadamente que es invencible, y que “no pasa nada”.

    Por ultimo, siempre ha existido (y existirá) mas de un cabron que pretende vivir a expensas de otro (parásitos). Estos jijos’e’su regularmente se aprovechan de la la desventaja en que se encuentra la otra persona, ya sea fisica, moral o sentimentalmente hablando. Aqui caben los padrotes, los tratantes de blancas, los pederastas, etc. La coercion, el engaño y el chantaje son las armas que estos seres (que no se si se puedan llamar personas) utilizan.
    ¿Remedio? no creo que exista, es un problema demasiado complejo sin solucion sencilla. Quiza con información y educacion existan menos victimas. Como decia el viejo comercial: “Alejate inmediatamente, corre y cuentaselo a quien mas confianza le tengas, y mucho ojo eh!”

  • Anonymous

    Yo creo que todavia esos temas tabues como el sexo no se hablan abiertamente y la prostitucion forma parte de ello.

    Hace poco fui a la farmacia a comprar condones y los pedi normal, el tipo de la farmacia también me los dio normal pero una chava ahi se me quedo viendo como si yo perteneciera a un culto satanico, ya casi le digo: ¿que? ¿se te antoja? jajajaja.

    Lo que se debe hacer, como dices, es atacar esas redes de criminales, avanzamos tecnológicamente pero como humanos seguimos en la edad media.

    Saludos
    Tigre Negro

  • es_panto

    Gracias a dios por permitir el uso de estos aparatos que hacen mas que tolerable la vida en este valle de lagrimas.

    Ya sea por alquiler, por gusto o por disgusto.

    ¡ he dicho ! y al que no le guste que lo prohìba a ver si puede. ja ja ja

    Un beso donde quiera que quieras, ya sabes que se te desea.

  • Anonymous

    Ok. pero el regular una actividad tiene muchas implicaciones, incluso en el orden económico, chance y hasta le vaya mejor al país con lo que cobran.

    apoco estarías dispuesta a pagar a hacienda el 30% de lo que ganas???

  • Axel...

    Buen relato el de hoy en la columna del periodico… exitante… me dejaste con ganas… de seguir leyendo mas… y como dijera aquella vieja rola de rata blanca…

    llevame al mundo donde pueda soñar… /dejaste en mí lujuria total, hermosa y sensual…/

    Chao…

  • Mr Panty Sky

    estoy de acuerdo, si se llegara a formalizar el decreto, tendrias que pagar impuestos, y creo que seria aun peor. ahora si textualmente el gobierno te estaria cogiendo con los impuestos.En que asco de pais vivimos. Saludos y cuidate mucho

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Comentarios