Los besos…

No me imagino un mundo sin besos… son tan necesarios para cualquier tipo de relación. Y cuando digo relación, no me refiero solamente al acto sexual, sino a toda forma de afecto o a cualquier muestra de cariño. Son tan importantes, que creo que debería haber algo así como una ley para la promoción de los besadores, un día internacional del beso o, al menos, considerarlos como parte de la canasta básica. Sin besos, como sin aire, sin agua o sin alimento, no es posible vivir. Nuestros labios son la primera puerta a nuestra intimidad y el mejor medio para expresarnos, un beso bien dado puede decir más que cualquier discurso, transmitir emociones, convencer, persuadir, apasionar. El beso puede comunicarlo todo: amor, ternura, deseo, cariño, amistad, simpatía, gusto, cortesía, los besos además se propagan y son como los chimes (pues andan de boca en boca). Hay que buscar besos y, siempre que se dé la oportunidad, atraparlos y aprovecharlos.

Ciertamente, y aunque todos lo hacemos, besar no es fácil. Por más intuición que le pongas al asunto, el beso hay que practicarlo. De la forma de besar, se conoce la personalidad de cada individuo y se intuye cómo se darán las cosas bajo las sábanas. Quiero decir que a un buen cogedor se le distingue desde que te planta un beso.

Me gusta que me besen. Como mujer, cuando un hombre me atrae y el deseo comienza a gobernar mi voluntad, el beso se convierte en un artículo de primera necesidad. Hay besos que me quiebran las articulaciones y doblegan todas mis resistencias, un mal beso, en cambio puede aniquilar hasta las más lujuriosas intenciones.

Como profesional, el beso es parte del trato y está incluido en el pago. En principio, podría decir que es una de las características del servicio, que no es otra cosa que así como se abren las piernas, se presta la boca. Sin embargo, aun en la relación con un cliente, el beso es más bien una forma de calistenia, la manera en la que vas aflojando el cuerpo, conociendo a la persona con la que vas a compartir un rato, sabiendo cómo se mueve, qué le gusta, que intención lleva, qué tan cortés es. Desde el primer momento en que mis labios entran en contacto con los del cliente, es posible ir haciéndome a la idea de cómo será el resto del servicio. Es en ese momento cuando la química hace su trabajo.

Besar es riquísimo, es parte de la magia y sinceramente me gusta que también sea parte del servicio. No me imagino trabajar así nomás, quitándome la ropa y dejándome hacer, onda págame, házmelo y vete. No es ese mi estilo, para mí más bien cómo que el beso es lo que le da a todo un toque de verdad y lo que hace que de neta se prenda el termostato. A final de cuentas el beso es saludable, quema calorías y levanta el ánimo ¿qué más puede pedírsele a la vida?

Así que, en mi caso, igual con un novio, amante, galán o cliente, un beso será bienvenido en cualquier momento y a toda hora, siempre y cuando, eso sí, se sigan tres reglas de cortesía básicas básicas:

1. Antes de intentar meter tu lengua entre mis labios, tragar la saliva. Una cosa es tener labios húmedos y otra un chapoteadero.

2. Los besos largos son agradables, pero abusar agobia. Entre beso y beso, respirar es importante, pues jamás será sexy ponerse morada durante un beso por falta de oxígeno. El beso abre el apetito e inicia en la boca, pero no debe quedarse allí, el cuerpo es muy grande. A mí me gusta comenzar con unos besitos sexys, bien dados, que nos dejen conocernos y luego que los besos se repartan por otras partes del cuerpo. Hay clientes que les gusta estar beso tras beso, de principio a fin, es mi chamba y trato de hacerlo, pero es difícil disfrutar hacer el amor así.

3. Y la más importante, obvio, es cepillo, pasta y listerine. La higiene de la boquita hace la diferencia entre un servicio de primera y querer escaparte a la primera.

De verdad no me imagino un mundo sin besos, son una de las cosas que hacen que vivir valga la pena. Así que: Besos para todos ¡Yo invito!

10 comments

  • Sgto Carrujo

    que bonita espalda tienes… te has de ver lindisima en un vestido de noche en una boda cualquiera…

    y de los besos, pues es raro… pues nadie besa igual, quizas mas mal o mas bien, pero nunca igual, supongo que esa es la magia de los besos…

    saludos

  • Anonymous

    Transitar sobre este texto es casi como juguetear en la comisura de tus labios… mi deseo se vuelve incontenible y, al unísono del Sgto Carrujo, coincido en que tu espalda es el último dínamo necesario para concretar mi cita. Me rindo y te llamo pronto…

    Scaramouche

  • Anonymous

    Lulu:
    Definitivamente los besos, son un punto vital en una relación ya sea sexual o amorosa, en lo personal, me encuentro en un tremendo bache en mi relación matrimonial de mas de 13 años, y mi esposa lleva aproximadamente un par de meses que no corresponde a uno de mis besos, al grado de que a pesar de que en ese tiempo hemos tenido sexo unas tres o cuatro veces, y que la mitad de las veces ella misma lo a propiciado, ha evitado besarme, te puedo decir que la sensación de haber sido utilizado, y de sexo por puritito desaogo fisico, me persiguio durante varios dias, y la verdad es un sensación de desamor terrible.
    Si esto sigue asì tendre que recurrir a tus servicios, por lo menos los besos no faltaran.
    Te mando Muchos besos, para que los acomodes por todas partes

    Kisses de cereza

  • Anonymous

    Sigo esperando que vengas a Toluca. Me he enamorado de ti.
    Aunque entre más leo lo que escribes, pienso que la de las fotos es Lulú, pero la que esta tras la pluma Fernanda.
    Estarías dispuesta a realizar un trio: tú, yo y Alexa Toledo?

  • Goldest

    Lulú:

    Totalmente de acuerdo, a través del primer beso podemos predecir cómo será estar juntos.
    Sólo difiero en algo, uso Scope, ¿Habrá algún contratiempo por esto?
    Un beso, para cuando lo necesites.
    Saludos.

  • Anonymous

    He leido tu blog y en esta parte de los besos es donde me convenciste de que eres una estupenda amante, será una deliciosa experiencia hacerte el amor, besarte con el alma, despertar en ti la necesidad de saberte una mujer amada (en ese momento y hasta donde tu quieras), deseada, que te entregues y me correspondas, que ese pequeño lapso de tiempo (1 hr), lo transformemos en una eternidad de pasión, ternura y entrega, algo inolvidable para ti y para mi.
    Te digo un secreto?, nunca he pagado por un servicio como el que ofreces, pero tú eres especial y se que al leer estas líneas ya eres capaz de intuir la forma en que deseo amarte y yo por mi parte descubrire tu sensibilidad, cada espacio de tu piel y de tu alma que te haga vibrar. Besos miles bebita.
    PD. Cuando estemos juntos no te dire quien soy el que esto escribe, solo si lo descubres y me lo dices te lo confirmare, ya que si ahora te lo digo se perderia la magia y seria una señal de inseguridad de mi parte por adelantarme a tu cortesia y que me dijeras que cumpli la posible expectativa que planteo. ok?

    SEDUCIDO POR TI

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Comentarios