¡Marvilloso!

Los seres humanos somos maravillosos. A veces me pongo a pensar en qué es esto que hace que funcionemos. Qué nos inspira para levantarnos todos los días, hacer ejercicio, estudiar, trabajar, luchar, en pocas palabras: partirnos la mandarina en gajos. Todas esas cosas de hueva que hacemos porque algo nos dice que es nuestro deber o que son por nuestro bienestar. Creo que lo que nos da la gasolina para aventarnos esos trotes tan desgastantes es la esperanza.

La esperanza es la cualidad de poder esperar. De tener la certeza de que algo bueno vendrá a corto, mediano o largo plazo, como recompensa al esfuerzo que hagamos. Si eso no existiera, seguramente no nos esforzaríamos tanto por cosas que no tenemos garantizadas.

La última semana ha sido como parir chayotes. Junto con el doloroso asunto toluqueño, se me vino encima una jodida sobrecarga de tareas que me va a sacar canas prematuras ¡Ah pero quería la nena estudiar! ¿No? Es chistoso, los maestros recomiendan que una trabaje al mismo tiempo que estudia, pero los hijos de su repromiscua jefecita no se ponen a pensar en eso cuando te encargan trabajos onda “olvídate de dormir”. Hay maestros que piensan que eres esclava de la escuela, que les valen madre tus compromisos o responsabilidades más allá de lo que ellos ponen en los pizarrones. Afortunadamente mi chambita no responde a horarios fijos y jefes incomprensivos (no sé cómo le habrán hecho quienes si trabajan así), pero ¡ah jijos! cuanto cliente no tuve que dejar pasar mientras investigábamos verdaderas mamadas que, seguramente, nunca en mi vida como profesional (de lo que estoy estudiando) me podrán servir para maldita la cosa. Es entonces cuando me pregunto si el esfuerzo vale la pena, pero antes de renunciar, me hago coco-wash y me convenzo de que sí lo vale.

En cualquier caso, la verdad es que tampoco puedo olvidarme de plano de chambear para cumplir con el encargo de un cabrón al que le pago porque me eduque, no porque me explote. Así que entre cosa y cosa, me di mis escapaditas. Atendí, por ejemplo, a un señor muy a toda madre. Es un hombre tímido, no guapo, pero sí muy agradable y con un atractivo especial, no sé, de esos feos interesantes que “algo tienen”. Al principio se puso muy nervioso, traía las manos empapadas como mojarritas y apenas hablaba, pero cuando nos recostamos se fue calmando así, poco a poquito. Creo que cuando comienzan los besos y las caricias bajo la ropa, hasta el más nervioso se tranquiliza un poco. En unos minutos estábamos risa y risa. Me pidió que le diera un masajito con piedras calientes, dicen que me salen bien y a él, la neta, le encantó. Luego me hizo el amor. Me sorprendió. Para ser tan retraído traía la lívido vuelta loca. Ponchamos sabrosísimo. Primero de cucharita, luego en doggy style y acabamos de misionero. Se portó lindo y me la pasé muy rico. Luego platicamos otro rato.

Estuvimos hablando de la escuela. De lo duro que es, de la manera en que se guardan las apariencias, de los trabajos, de las clases, de los horarios. De cómo me las campechaneo y de lo mucho que vale la pena el esfuerzo. Después de todo, una tiene que ponerse metas, trabajar por algo. Creo que todos los esfuerzos te llevan a cosas importantes. Para mi trabajar y estudiar es mi forma de irme construyendo el escaloncito que me lleve a lo que sigue: Un día dejaré de trabajar en lo que hago hoy, y entonces (espero) tendré algo ahorrado y la formación como para poder aprovecharlo. Eso me anima, es mi esperanza, de la que hablaba al principio. Entonces, él me dijo algo que me sorprendió y me alentó.

Él, cuando era chavito no tenía ni tantito pegue con las chavas, era más bien feíto y no tenía un puto quinto partido por la mitad, pero estaba seguro de que si le echaba ganas y se ponía a estudiar, podría estar con cuanta chava se le antojara. El deseo de ser un don Juan lo inspiró a esforzarse. Hoy no es multimillonario, pero si le va extraordinariamente bien. Es un hombre de ciencia a quien nada le falta, ni siquiera la oportunidad de poncharse a cuanta chavita se le antoja (de paga o de a grapa).

Cuando terminé con él y bajaba en el elevador me quedé pensando en lo maravillosos que somos los seres humanos y en cómo nos inspira la esperanza aunque sea en sentidos contrarios… Yo, que cojo para poder estudiar y aquel hombre que estudió poder coger… ¡Es maravilloso!

12 comments

  • Anonymous

    Me encantó tu reflexión… el párrafo final es tan cierto, tan recurrente y se hace tan propio.. mmm… tres precisiones, a mi personal modo de entender:

    1. Yo cambiaría el nombre de “esperanza” por el de “visión” (en el contexto del desarrollo humano), porque sólo proyectando una visión (ergo, sabiendo a dónde quiero llegar) es que se pueden fijar y cumplir metas que nos hagan crecer.
    En tu caso (y por el momento) es terminar un carrera, y luego irás estableciendo otras que te lleve a los años consecuentes… mientras más visión a largo plazo tengas, mejores construcciones sobre tu vida tendrás.

    2. Las abominables tareas que parecen que no sirven de nada, son las que te van forjando un carácter que te servirá el resto de tu vida, en la medida en que sean realizadas con disciplina, método y honestidad. Es decir, no es tanto el trabajo final y el conocimiento implícito, como el adquirir la experiencia y riqueza por alcanzar un objetivo.

    3. No puedo dejar de “sentir contento” por esta fórmula de “trabajo mientras estudio”… mientras se haga con independencia y cuidado de las concupiscencias inherentes al oficio… así pude conocer a la mujer más hermosa del mundo… ah sí.

    Scaramouche

    P.D. estéee, ay que pinchi choro eché ja ja

  • Sgto Carrujo

    jaja, si las palabras correctas excitaran a las mujeres correctas… la biblioteca estaria llena… xD

    un amigo que me dijo, que las lecciones mas importantes de tu vida las aprendes en la escuela, pero fuera del aula de clases..

    Saludos hermosa

  • Mi vida en Rosa

    CLARO!!!

    SIN ESAS JODAS LA VIDA NO TENDRIA SENTIDO… IMAGINATE ACOSTADA TODO EL SANTO DIA CON UN NEGRO QUE TE ECHE AIRE….QUE HORROR…

    YO POR EJEMPLO: SOY CASADA, ME LEVANTO TEMPRANO, LLEVO A MI NIÑA A LAS ESCUELA, REGRESO ME ARREGLO Y ME VOY A TRABAJAR CON MI OTRA NIÑA QUE LLEVO AL KINDER…TRABAJO DE 9 A 4 SOPORTANDO A MI JEFE, SALIENDO PASO POR LAS NIÑAS Y LA COMIDA… LLEGANDO HAGO QUEHACER Y COMIDA…. LUEGO REVISAR TAREAS, MIENTRAS LA LAVADORA HACE SU TRABAJO… LUEGO LAVAR TRASTES, LUEGO IR AL ZUMBA (POR QUE HAY QUE HACER EJERCICIO) LLEGANDO TENDER LA ROPA QUE SE LAVO… BAÑARME Y BAÑAR NIÑAS… LLEGA EL MARIDO… SENTARSE A CENAR CON ÉL… Y LUEGO A LEER…Y PARA TERMINAR UN RICO Y DELICIOSO SEXO… WOW… POR QUE NO ME HE VUELTO LOCA… PARA ACABARLA ESTOY HACIENDO MI TESIS… Y UN AMIGO ME DICE “COMO QUE NO VES TELE” COMO LA VOY A VER EN QUE MOMENTO…

    PERO BUENO, ESE ES EL MOTOR DE CADA DIA…

    CUIDATE MUCHO Y QUE TENGAS UN EXCELENTISIMO FIN DE SEMANA.

  • Maximus George

    Coincido con los demás participantes en el sentido de que la friega de las tareas a lo mejor no aporta nada a tus conocimientos, pero te va a ayudar a saber desenvolverte en tus actividades profesionales. La tarea siempre da mucha flojera pero solamente a la larga es cuando ves los beneficios de hacerla bien.

    Y también pienso que el tener metas y esperanzas es lo que nos ayuda a seguir adelante, pero como todo en la vida, tenemos que ver las cosas con equilibrio, pues no solamente tenemos que estar obsesionados con lo que va a pasar, también hay que disfrutar lo que hacemos, pues la felicidad no solamente está en alcanzar la cima de la montaña, sino también durante la escalada!!!

    Te mando besos, y mi admiración y respeto por lo luchona que eres!!!

  • Rul

    Creo que por mucho, además de dejarte una lanita, tu chamba te está dando una oportunidad invaluable: el conocimiento de la experiencia, propia o ajena, a través de esas pequeños pasajes que nos relatas, lo cual, de paso, es otra de las diferencias entre una escort y una prostituta, la primera puede acceder a esos rincones de la gente, la segunda sólo sería el instrumento de un fin inmediato.
    Lo de las tareas es un mal necesario, quién sabe si te sirvan o no, vienen cobradas en el mismo paquete y hay que apoquinarle; qué sería de la vida sin stress?!
    Añadiendo las reflexiones de Scaramouche: es conveniente también añadir cuanto detalle sea posible a tu visión, entre más clara sea la meta, más fácil será encontrar el camino hacia ella. Poesía light para el fin de semana.
    Que padre que una chava tan joven como tú y con tanto en la cabeza tenga la destreza de ver las cosas con tanta claridad.
    Mucho éxito, chiquilla! como dicen por acá por mis rumbos.

    Por cierto, qué onda con tus fotos nuevas?

  • Lilith

    Afortunadamente a diferencia de tu cliente, tu no tienes que pagar para acostarte con quien te gusta, al contrario a ti te pagan.

    Te enciendo bien con eso de los deberes de la uni y el trabajo, estudiar y trabajar es difícil, se requiere esfuerzo doble. Ojala que cuando pase el tiempo realices todas las metas que quieres.

    Lulú, Fer o quien escriba, saludos y suerte

  • Anonymous

    Cuando uno entra, como hombre, a utilizar los servicios del mundo escort, como que descubre cosas que nunca imaginó que pudieran existir…y de pronto te dejas atrapar…algo asi me ha sucedido…soy del interior del país, y por estos rumbos los servicios de este tipo son asunto que es mejor no mencionar…quizas no sea la mejor vía, pero después de leer lo que he leído, y de entenderte en todo el sentido y la longitud de tus palabras, algo del intelecto, de la lógica y de la inteligencia se ha vuelto extremadamente atracticvo…ojalá podamos conocernos en alguna ocasión…y ojalá conocieras mi historia…saludos…

  • rafael

    hola pequeña la verded es que nos demuestras el gran ser humano que eres, y nos demuestras que no todas las mujeres que se dedican a eso son solo interesadas y sin nada de calidad humana, te felicito y eres una dama en toda la extencion de la palabra.
    besos.

  • Unicornio

    En realidad, cada persona, mujer u hombre, tienen su Historia.
    Y existe cada Historia, que para qué te cuento!!

    Qué bien que el señor de ciencias (en el fondo, los que hacen ciencia son sorprendentes, je!) te hiciera reflexionar acerca de la Esperanza y la Confianza. Es algo que escasea sobre todo entre los chapurnecos, digo, los jóvenes. Y qué mejor que te encuentres mejorando de los daños debidos al misil toluqueño (gulp!)

    Un saludo confianzudo de parte del
    Científico Unicornio…

  • Anonymous

    CALAVERA LITERARIA

    En esta tumba se encuentran
    los restos de un escort
    se la llevó la huesuda
    por coger a cada rato.

    No se la llevó por malora
    conocía sus aptitudes,
    su trayectoria en la cama,
    pues era bien ponedora.

    Antes de morir Lulú
    para Toluca partió
    a complacer a su enamorado
    pero nunca imagino
    que uno bien narizón
    habría de arruinarle el changarro.

    Su muerte aunque dolorosa
    con desgarre vaginal
    fue como ella quería
    cogiendo sin tregua y sin par.

    Ya descansa
    aquella niña
    con la que quise planchar
    sin saber que un ogete
    la habría de magullar.

    Por su aventura en Toluca
    me quede sin sus fluidos provar
    y como creo que nunca
    Lourdes ha de regresar
    Tendré que conformarme
    con el techo tirolear.

    Tue anónimo enamorado de Toluca

  • Anonymous

    Simplemente te quiero felicitar por tu correcta y buena manera de redacción que tienes, así mismo, me da gusto leer tu blog sin faltas de ortografía, que hoy en día, eso es una cualidad (qué triste ¿no?).

    En fin, felicidades y espero conocerte algún día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Comentarios