¿Me das mi domingo?

Me gustan los domingos en que puedo levantarme tarde.

Me gusta que el pretexto para levantarme tarde sea trenzar mis pies con los de alguien.
Me gusta que hoy ese alguien haya sido David.
.
Ayer la noche estuvo tranquis. Decidí cerrar el changarro temprano y ver una película con la Shikis. De esos sábados que se disfrutan en calma, después de las desveladas y las desmañanadas méndigas de entre semana.
Ya en la noche me metí a la compu, le asigné números a quienes se van animando a entrarle a mi nueva rifa, mandé un par de correos y me dormí. A eso de las nueve de la mañana, llaman a mi puerta. De esas que te levantas nomás para mentarle la madre de frente a quien te despertó. Abro arrastrando las pantuflas y ¡Sorpresa!
Era David, con el desayuno preparado y una rosa. Me cayó de pelos.
Ayer le dije que se me había antojado una barbacoa que él y yo conocemos, así que sin decirme se lanzó hasta casa de la tiznada por el desayuno y me lo llevó hasta mi casa. Lo amé. Obvio, después de atacar la barbacoa, lo invité a recostarse conmigo.
A los cinco minutos ya nos estábamos comiendo a besos y yo metiéndole la mano debajo de los chones para sentirlo crecer. Me encanta sentir cómo se le hincha con mis besos. La tiene grande y rica y además sabe moverse. Es tímido y le falta percha para ser considerado guapo, a primera vista es de los que juras que serían malos en la cama, pero cuando me hace el amor realmente se transforma. Me hace ver estrellas, me estremece.
Así estuvimos un rato, entre beso y beso bajo las cobijas, yo jalándosela y él gimiendo, cuando al fin lo hicimos, estábamos los dos tan calientes, que terminamos de volada. Nos quedamos envueltos, bajo las cobijas y nos volvimos a dormir, hasta pasaditas las once de la mañana.
Nos levantamos ya tarde y amodorrados. Decidimos pasar juntos el domingo, hace ratito se fue por algo de comer y yo me puse a escibir esto. Tengo que despacharlo al rato, porque debo ponerme a escribir la columna para el martes. En fin, si él supiera las cosas que cuento acá sobre nosotros, no sé si se encabronaría o se sentiría orgulloso. Es un chavo muy tierno.

¿Sábes cómo te puedes ganar una sexy cita conmigo?

10 comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Comentarios