Paz, amor, felicidad…

Jo, jo, jo… Ha sido, como todas, una navidad bonita. A cada rato me decía a mí misma: Lulú… ve a desearle feliz navidad a los amigos del Blog… Lulúuuuu ve a poner un mensajito a los cuates del foro… ¡¡¡Lourdeeeeees!!! Al menos ponle un pinche ¡Merry Christmas! a la banda, no seas güevis… pero siempre me contestaba “sí, sí, en un ratito, ya voy, ya voy…” y ¡Zaz! Pasó la noche buena… pasó la navidad… y ¡Zacarrácatelas! Ni siquiera pude asomar la cabecita (sin ánimo de alburear) por Internet, para decirles las muuuuchas cosas lindas que les deseo, por haber sido tan padres este año y haberme regalado momentos tan inolvidables…
Lo impresionante, es que a pesar de eso, en estos dos días recibí los mensajes telefónicos y correos electrónicos de mucha gante linda, deseándome cosas extraordinariamente conmovedoras. La verdad cada mensajito me provocó una sonrisa, un buen recuerdo, un suspiro. Da mucho gusto ir conociendo gente que se toma un momento en un día especial para decirte que le importas y que te desea cosas bonitas. Y es que hay muchas cosas espirituales en juego en estas fechas, pero una de las más importantes, es que se vuelve un pretexto maravilloso para decirle a la gente que la quieres, o que piensas en ellos o cualquier cosa, siempre es bonito recibir una felicitación o buenos deseos, y, claro, da gusto actuar con reciprocidad…

Espero que el amor que compartieron y la felicidad y bondades que les desearon a sus seres queridos, se les multiplique por un millón… de toooooodo corazón

¡FELICIDADES!
Un beso navideño…

5 comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Comentarios