Pinches maestros

 

Lo único bueno del tráfico en la Ciudad de México es que fomenta la meditación. No hay más remedio. Si voy manejando, por más que ponga música o encienda la radio, por más que vaya peleando con otros automovilistas, aventando lámina para ver quién pasa primero, por más que miente madres contra los pinches maestros que tienen tomada ésta o aquella avenida, hay un momento en el que, más que en el embotellamiento, quedo atrapada en mis pensamientos.
Iba retrasada a una cita con un cliente y estaba atrapada entre una multitud de carros estacionados que muy ocasionalmente avanzaban unos metros. Delante de mí, una pick up del año del caldo venía fumigándome con el humo de un mofle que bien podría calificar de arma química. Estaba hasta la madre.
Naturalmente cuando llegué a mi compromiso me disculpé por el retraso argumentando que las interminables marchas de los maestros de la CNTE tienen a la ciudad patas arriba. ¿Por qué tenía yo que aguantar este tráfico? ¿Todo por culpa de una bola de maestros irresponsables que no quieren que los evalúen?
No recuerdo qué le dije, pero fue algo más o menos así. Lo que recuerdo bien es que el cliente puso sobre mí una mirada sombría, casi enérgica antes de regañarme:
-Yo soy maestro.
No me sentí culpable. Al contrario, me alegré de que hubiera escuchado mi opinión y me enojó saber que, mientras sus cómplices están emplantonados por todos lados, un profe se haya dado la escapadita para coger. Estaba indignada. No le dije nada, pensando una respuesta que fuera demoledora, pero devolví la mirada rigurosa. Ya iba a soltarle mi sincera opinión cuando él se adelantó. No recuerdo con precisión cómo lo dijo, pero fue más o menos esto:
-Soy maestro, pero no de los que están manifestándose. Me jubilé hace años nena. Cuando trabajaba a los maestros se les quería y respetaba. Me tocó ver muchas cosas. Escuelitas muy pobres en los lugares más lejanos. Escuelas sin baños, sin bancas, sin pizarrones, con un maestro para todos los grados. No creas que eso ha cambiado. Yo creo que México necesita una reforma educativa, la educación debe cambiar para bien, pero eso se tiene que comenzar pensando en mejorar las escuelas ¿tú crees que si un maestro pasa un examen, va a cambiar la situación de los niños en las escuelas que no tienen luz o que les falta agua? Todos hemos oído que los maestros dicen que no a la reforma pero ¿te has dado el tiempo para averiguar por qué lo dicen?
Era cierto. Yo tenía mi versión, pero no la de ellos. En los últimos días he oído opiniones atroces sobre los maestros. Todos tienen algo qué decir, una queja, una acusación. De huevones y rijosos no los bajan, pero creo que un pueblo que repudia a sus maestros está pisando suelo quebradizo.
No digo que estén bien ni que me den gusto sus desmadres, pero creo que el mejor camino para hacer las cosas mejor, es escuchando a todos, aunque sean poquitos, aunque sean ruidosos, aunque en principio no me parezca lo que hacen o lo que dicen. Ésta es mi ciudad y me choca que la tomen, pero también es el país de ellos. Cada día cuando cierran el vialidades para construir líneas nuevas del metrobus o más segundos pisos, cada que el ángel es tomado para una celebración, cuando hay peregrinaciones, ciclopistas o competencias deportivas, también se cierran vialidades y también miento madres, pero aquí escogí vivir y sé que ese tráfico interminable viene con el paquete.
No estoy a favor de una posición o de otra, en todo caso estaría a favor de la educación y el primer granito de arena, según yo, sería comenzar por hablar bien de los maestros y, no sé, esperar que los escuchen.

3 comments

  • Alfonso Espinosa

    Lulú.

    El comentario expresado en esta blog, demuestra una gran sensibilidad como ser humano y el reconocimiento a un quehacer humano que debe ser considerado plenamente antes de ser violentado. Mi respeto y admiración a tu persona.

  • Carlos Silva

    Ya no se ve lo duro sino lo tupido…

    La reforma laboral, la reforma educativa, la reforma energética, la reforma que desarma al IFAI como a los comuneros de Michoacán y la reforma fiscal.

    Todas orientadas con la política vigente en un mismo sentido…
    Todas apuntando a fortalecer el proyecto neoliberal en México como parte de un plan globalizador en el que los patrones y dueños del mundo serán cada vez más poderosos y más ricos.
    Todas estas reformas son retrocesos a los logros progresistas y a las conquistas sociales de los trabajadores y el pueblo de México. Ninguna de estas busca mejorar las condiciones de trabajo, la educación, las ganancias petroleras o la transparencia de la administración pública.
    Cualquiera de ellas se puede analizar con cuidado, y dehecho muchas de ellas ya han sido analizadas por especialistas quienes develan su verdadero significado e intención. Por supuesto, no me refiero a los “especialistas” oficiales.
    Pues que se espera que opine el que quiere venderte su producto por más fraudulento que sea.
    Estamos presenciando en silencio pusilánime y mediocre la debacle y el remate comercial de todo lo que se ha conseguido a través de sangre y fuego en nuestra nación.
    A mi juicio no necesito explicar o profundizar en las trampas legales, mañas retóricas y mentiras mediáticas con las que presenta nuestra clase gobernante todas estas reformas en “pro de la nación”.
    Sin embargo, si alguien tiene dudas, sólo debe de ponerse a investigar en que consisten estos ajustes legales. Son como los contratos comerciales tranzas en los que la letra chiquita te dará un buen revés cuando menos te lo esperas.
    La verdad es que ni se necesitan especialistas, sólo hay quever con mente objetiva, sentido común (no tan común) lo que dicen las “letras chiquitas” para darse cuenta de la trampa.
    Por desgracia los que nos damos cuenta y los que no, al parecer estamos en las mismas. Al final a todos nos va a llevar la chingada. Unos porque nuestras protestas e influencia contra estas imposiciones es prácticamente nula. No tenemos la fuerza suficiente. No hay una organización política aún lo suficientemente cohesionada para luchar contra el sistema reinante. De los camarones que se duermen ni que decir.
    Qué?… No me creen?…
    Sólo vean todo lo que han hecho a sus anchas desde siempre. Con mayor alevosía desde Salinas.
    Hagan un recuento de todas los abusos, injusticias e imposiciones que han salido a la luz y nunca ha pasado nada. Es decir, nadie los ha hecho retroceder.
    Lo peor es que muchos de nosotros, inmersos como estamos en nuestra burbuja de consumismo aborregado ni siquiera somos conscientes de que todo forma parte del sistema de control de masas en el que la población mundial es dominada en la actualidad.
    Estoy cierto de que algunos habrán leído un mundo feliz o1984, incluso otros tantos han visto Matrix y ven los Simpson todos lo días y aún así ni siquiera se dan cuenta de que vivimos en una realidad tan pusilánime o más de las que se plantean en cualquiera de la que estás críticas sociales, pero como Homero o los drogados con “soma” mientras sigan obteniendo un mínimo de placer no hay pedo.

    Carlos Silva.

  • ivan tinoco

    Mucha gente esta mal informada, y le vale madres informarse , los maestros luchan por la No privatizacion escolar, como dijo ese maestro, hay escuelas en condiciones de lagrimas, solo la escuela donde estudia la niña con mayor nivel academico , “la niña jobs” esta alado de un basurero, eso es lo que queremos para nuestros nuevos cerebros, korea aposto a la educacion y hoy es tres veces mas rico que nosotros cuando hace 20 años eramos lo doble de ricos que ellos, lo de la evaluacion es el pretexto de los medios, se les quiere evaluar, pero no se conoce ni el examen , pero ya se les quiere evaluar, y a todos igual , es como poner a jugar al real madrid vs el america, un ejemplo burdo pero asi es, la diferencia son millones de dolares y calidad, no puedes evaluar a un maestro que trabaja con niños desnutridos y que tienen letrina , a un maestro que trabaja en una escuela privada en una ciudad.

    Televisa nos chinga mas con su contenido nefasto y no decimos o hacemos nada, pero nos llenan de mierda, no perdamos la dimensión de las cosas , que de aqui a 20 años , podemos lamentar o agradecer a esos maestros que luchan por la educacion del todo un pais.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Comentarios