Diapositiva1

Rendimiento

El sexo es, cada vez, un asunto de mayor importancia. Todos queremos tener el mejor sexo posible, pero para ello no basta con satisfacer nuestro deseo, un hombre que sólo se preocupa por su placer puede tenerlo, pero difícilmente repite y se va creando mala fama.
Diapositiva1
 
Todos queremos conseguir el orgasmo ajeno, pero en eso las chicas tenemos cierta ventaja. Mientras estés erecto, la vagina puede seguir recibiendo aunque ya haya terminado. El hombre no puede o, más bien dicho, no podía.
 
Las fantasías sexuales del hombre requieren de un excelente desempeño. Despeinarse, disfrutar del deseo sin límites, liberarse, dejarse llevar. Convertir el sexo en toda una odisea. El desempeño no es otra cosa que conseguir el orgasmo. No se trata de tener más sexo, es hacerlo mejor. Asegurar el máximo nivel del placer. Para ello existen en el mercado productos que atienden la disfunción.
 .
Seguramente tengas algún amigo o conozcas a alguien que haya mencionado alguna vez que los toma, y quizás te haya aconsejado que tú también los pruebes. Potenciadores sexuales, todo un invento. ¡Sexo a la carta! No tienes más que tomarlos y no pensar en nada. Cogerás como un galán toda la noche. Un pasaporte al jardín del Edén. ¿O no?
 
Bueno, para empezar, nunca te metas algo sin saber qué te estás tomando.

Lo primero que tienes que saber antes de tomar nada, es qué tipos de potenciadores sexuales existen en el mercado, para qué sirven y cómo van a afectar tu rendimiento. 
 
Potenciadores sexuales naturales: aumentan el apetito sexual, es decir, trabajan sobre la libido. No provocan cambios espectaculares e instantáneos en tu erección, pero sí te ayudarán a mantenerla por más tiempo y practicar el sexo con más gusto y más ganas. No tienen contraindicaciones ni necesitan receta médica, aunque algunos en la mayoría de los casos, son placebos, mentiritas que ayudan al cerebro a pensar que sirven para lograr una erección, pero que en realidad no lo son. Por más que les digan afrodisiacos, que te comas todos los ostiones del océano pacífico no va a hacer que se te pare mejor.
 
Potenciadores sexuales químicos: aumentan sobre todo la potencia sexual, o sea, trabajan sobre la erección, pero de una forma química. Desde luego deben ser prescritos por un médico.
 
Lo cierto es que la disfunción era un problema del pasado, me consta. Personas que antes no podían darse el lujo de hacer el amor, tienen ahora potentes erecciones. Alternativas hay varias, ahora se está poniendo de moda un producto en gel, bebible, que ayuda a mantener una buena erección y a pasar un rato maravilloso. Nada como dejar que la vida nos despeine ¿cierto?
 

Lo que hace un potenciador sexual es que por un lado aumenta la libido, y por otro tus erecciones duran más tiempo. Di adiós a la falta de ganas y a la eyaculación precoz. Le darás más placer a tu chica, aguantarás más tiempo, y también sentirás mayor placer durante el orgasmo. Los dos saldrán ganando, pues tú disfrutarás más, y ella también, sin poner en riesgo tu salud.

4 comments

Responder a lulu Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Comentarios