Cortesía del Dr. Y

Robada del foro Divas
La verdad no sé como empezar, además de que no podría aportar más de lo que ya se puede encontrar en este foro sobre Lulú Petit…pero bueno, resulta que al ver que estaría en Camotilandia, decidí llamarle el día viernes por la tarde-noche, me contesta una linda vocecita que no puedo negar me hizo imaginar tarugada y media por la expectativa de poder conocerle (pero creo que se vale ya que ella misma nos da permiso con su ya afamado slogan: «en el lugar más sexy…MIS FANTASÍAS»). Pero por más que intenté resolver mis pendientes no me fue posible y le llamé nuevamente para preguntarle si se quedaría un día más de los ya pleaneados o sí definitivamente se regresaría al D.F., desafortunadamente (en ese momento) me contestó que abandonaría tierras poblanas a primeras horas del sábado.

En fin, no me quedó otra que resignarme y ponerme a sacar los diagnósticos que tenía pendientes e imaginar lo que hubiera sucedido si la encontrara.
Ubicándonos ya en el sábado por la tarde, después de comer se me ocurre echar un vistazo a la página y veo que Lulú sigue en Camotilandia…no podía dar crédito a lo que veía…más presto que Mandrake el Mago la emoción me invade y marco para preguntarle si todavía estaba en Camotilandia, a lo que responde que sí pero que muy probablemente se iba por la tarde-noche, ya que el movimiento divístico por aquí descrito por ella misma es bajísimo en el turno matutino..no así en el nocturno.
Pedí tiempo fuera para organizar todo y tener con mi novia la excusa perfecta para poderme lanzar a verla…quedamos de que la contactaría llegando al lugar del encuentro y habiendome instalado puedo decir a continuación:
Punta Palmas
27 de Febrero
6:00 – 6:30 aproximadamente
Habitación 141
La llame para avisarle que había llegado pero no me contestó, espere unos 20 minutos y le llamé nuevamente para avisarle que ya estaba instalado, a lo que ella me respondió que en unos minutitos llegaría. La verdad fue puntual,si bien tardó 15 minutos aproximadamente.La verdad tengo que confesar que la emoción de verla y la abrumación por un pequeño bache emocional que ando pasando me tenían algo (bueno está bien muy) tenso; además de algunos otros datos curiosos que bien podria expresarse como temor a la cábala de la habitación 141…(tú sabes a qué me refiero)
Abrí la puerta y de la emoción me asomé a la puerta para recibirle pero creo que con las prisas y la emoción de verla no se percató de mi presencia y al alzar la vista la espanté…(aclaro que no soy feo ni senecto ehhh ja ja ja ja)
La saludo de beso, la invito a pasar, y confieso no doy crédito a lo que mis ojos veían, sé que hay foristas que ya la conocen y que su club de fans la ha descrito en varias reseñas, pero la verdad no es lo mismo imaginarla o verle en sus fotografías a tener a esa pequeñita mujer que postea con tanta fluidez y que entretiene a todo aquel que tiene el tiempo de leerla en el foro o en su blog.
Me aturdió su forma de vestirse, un vestido entalladito negro que resaltaba de manera grandiosa sus atributos, sus facciones tan finitas y nariz respingada, a mí en lo particular me encantó mucho.
Platicamos algunas cosas…aunque la verdad los nervios me traicionaban, pero pusimos la habitación a media luz, y una vez que recibió su «regalito» empezamos con besos, para pasar aun oral con, que en lo personal para mí estuvo…W O W… ella se quedo con una lencería que dejaba apreciar su excelsa figura, señores sin celulitis, una piel suave al tacto, unos senos firmes, una tanga negra que enmarcaba un derriere que de verdad, por lo menos para mí…valió muchísimo la pena tener por unos breves minutos.
Pasamos a otra cosa, ella arriba…pero…los nervios, malditos nervios, la emoción y pues como que la casa de campaña se caía…así que pedí nuevamente un oral, a lo que gentilmente accedió, para que una vez repetida la dosis (este último oral…que báaaarbaaaaaraaaaa estuvo huerfanito…por aquello de que no tuvo madre) volví a tenerla arriba de mí…posteriormente otra posición que fue una fantasía realizar con ella y finalizar de misionero.
Creo que es suficiente, lamento si mi redacción no es la adecuada y también pido disculpas si tal vez suene como que le echo muchas flores a Lulú…pero esa es mi opinión y mi vivencia personal, por tanto es subjetivo y no creo que sea sujeta a desestimación alguna.
Agradezco hayas sido mi second…y no lo digo por el argot boxístico, pero tú sabes bien por qué lo digo…
Prometo repetir contigo, ya sin pánico escénico, si lees esto (que seguramente así será) agradezco tu actitud y tu buena disposición…sabrás de mí nuevamente si vienes a Camotilandia, espero de corazón que esta vez te haya ido bien y te hayas quitado el sinsabor de la última vez que tuviste la oportunidad de estar por la tierra de la Talavera.

13 comments

  • Rul

    Que sorpresa y alivio ver que hay gente que tiene una buena redacción – a pesar de que se disculpe por lo contrario-. Esta es una buena estrategia de marketing, Luls, y pues no queda más que hacer el propóstio de compartir las buenas opiniones de estos señores cuando sea posible.
    Un abrazo,

    RP

  • Anonymous

    Tengo unas ganas de estar contigo y compartir un gran momento contigo, pronto pronto, ya estoy rompiendo el cochinito, por que no sacas una promo jeje.

  • Anonymous

    ¡¡¡Qué chica tan linda eres Petite!!!… todo mundo te quiere, todos están agusto contigo, ¡y tienes la nariz respingada! Woooooowwwww!!! ;P
    Este relato es verdaderamente refrescante, hasta siento «celitos» motivacionales, ha ha, y «satisfacción ajena» je je je…
    Dice Rul que es la mercadotecnia, no lo sé, yo definitivamente me declaro «felizmente enamoriscao» de ti y extremamente tentado y deseoso.

    Scaramouche

    Ah, y muchas, muchas gracias.

  • Anonymous

    Ah, ah, se me olvidaba… en el texto, el gozoso Dr. Y describe el proceso mágico que vivió, y en un momento dice (cito): «volví a tenerla arriba de mí…posteriormente otra posición que fue una fantasía realizar con ella y finalizar de misionero».

    Desde luego, en aras de no sólo fantasear, sino aprender de tan hermosa Petite, serías tan grata de chismearnos ¡¿que posición fue esa?!… innovación? copia? contorsión?.. ¡¡qué clase de «brinco providencial» fue ese entre la «cabalgata» y el «misionero»…

    Je, je, sí, admito un poco de chismentrometimiento, pero recuerda: los chismes son tan malos ¡que hay que soltarlos inmediatamente! ja ja

    Scaramouche

  • Anonymous

    Hola Encanto!!! En verdad cumpliste la promesa de llevar a tu santuario literario mis humildes y sinceras palabras.

    No me siento merecedor de tal honor pero de corazón agradezco que hayas querido compartirlo con toda tu audiencia (la cual veo que es vasta: 189,337 y contando).

    No me queda más que mandarte un saludo sincero y un abrazo rompecostillas aderezados con mis mejores deseos desde mi humilde hogar en la «Cuna de la Nación»

    Atentamente

    «Gardel gustaba de los tangos…yo de las tangas» =P

    A.R.T. alias Dr. Y

  • Ericko

    creo que muchos nos pasa eso del nervio, solo que me enfada que muchos no lo quieran reconocer pero lo interesante del escrito es que viviste ese momento al maximo y de tal modo que aun lo recuerdAS con alegria!! genial!

  • Anonymous

    El asceta y la prostituta
    Anónimo hindú

    Era un pueblo en el que vivían, frente a frente, un asceta y una prostituta. El asceta llevaba una vida de penitencia y rigor, apenas comiendo y durmiendo en una mísera choza. La mujer era visitada muy frecuentemente por hombres. Un día el asceta increpó a la prostituta:
    -¿Qué forma de vida es la tuya, mujer perversa? Estás corrompida y corrompes a los demás. Insultas a Dios con tu comportamiento.

    La mujer se sintió muy triste. En verdad deseaba llevar otra forma de vida, pero era muy difícil dadas sus condiciones. Aunque no podía cambiar su modo de conseguir unas monedas, se apenaba y lamentaba de tener que recurrir a la prostitución, y cada vez que era tomada por un hombre, dirigía su mente hacia el Divino. Por su parte, el asceta comprobó con enorme desagrado que la mujer seguía siendo visitada por toda clase de individuos. Adoptó la medida de coleccionar un guijarro por cada individuo que entrara en la casucha de la prostituta. Al cabo de un tiempo, tenía un buen montón de guijarros. Llamó a la prostituta y la recriminó:

    -Mujer, eres terrible. ¿Ves estos guijarros? Cada uno de ellos suma uno de tus abominables pecados.

    La mujer sintió gran tribulación.

    Deseó profundamente que Dios la apartase de ese modo de vida, y, unas semanas después, la muerte se la llevaba. Ese mismo día, por designios del inexorable destino, también murió el asceta, y he aquí que la mujer fue conducida a las regiones de la luz sublime y el asceta a las de las densas tinieblas. Al observar dónde lo llevaban, el asceta protestó enérgica y furiosamente por la injusticia que Dios cometía con él. Un mensajero del Divino le explicó:

    -Te quejas de ser conducido a las regiones inferiores a pesar de haber gastado tu vida en austeridades y penitencias, y de que, en cambio, la mujer haya sido conducida a las regiones de la luz. Pero, ¿es que no comprendes que somos aquello que cosechamos? Echa un vistazo a la tierra. Allí yace tu cuerpo, rociado de perfume y cubierto de pétalos de rosa, honrado por todos, cortejado por músicos y plañideras, a punto para ser incinerado con todos los honores. En cambio, mira el cuerpo de la prostituta, abandonado a los buitres y chacales, ignorado por todos y por todos despreciado. Pero, sin embargo, ella cultivó pureza y elevados ideales para su corazón pensando en Dios constantemente, y tú, por el contrario, de tanto mirar el pecado, teñiste tu alma de impurezas. ¿Comprendes, pues, por qué cada uno de ustedes va a una región tan diferente?

    Renán Negro (Lulú te quiero mucho)

Responder a Maximus George Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comentarios