Perro que habla

 
Un señor está manejando por una Montaña y vió un cartel en el frente de una casita: ‘Perro que habla a la venta’.
 
El tipo toca el timbre y aparece el dueño que le dice que el perro está en el patio trasero. Va atrás y ve un hermoso bulldog francés sentado en un rincón lamiéndose alegremente sus partes.
 
-¿Tú hablas?- le preguntó al perro
-Si- respondió el animalito indiferente.
 
Después que el señor se recobra del shock de oír al perro que habla, le pregunta su historia, el bulldog levanta la vista y dice:
 
-Bueno, descubrí que podía hablar desde que era muy pequeño. Así que, quise ayudar al gobierno, fui y se lo dije a la CIA. (Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos). De inmediato me contrataron y me tuvieron viajando de país en país, sentado en cuartos con espías y líderes mundiales; porque nadie se podía imaginar que un perro les estuviese entendiendo lo que hablaban. Fui uno de sus espías más valiosos, por más de ocho años. Pero tanto viaje me cansó, y sabía que no me estaba volviendo más joven, así que decidí retirarme. Firmé para un empleo en el aeropuerto para hacer un trabajo más liviano de espía encubierto, vagando cerca de sujetos sospechosos y oyendo lo que decían; descubrí muchos manejos ilegales y me dieron muchas condecoraciones. Me casé y tuve muchos cachorritos, y ahora si estoy totalmente retirado.
 
El tipo se quedó atónito y de inmediato le preguntó al dueño cuánto estaba pidiendo por el asombroso perro.
 
-Diez dólares- Dijo
-¿Diez dólares?- Preguntó el hombre aún más sorprendido -¿Pero por qué increíble razón lo está vendiendo tan barato?
-Porque es un pinche mentiroso de mierda, jamás ha salido de este patio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comentarios